Alan vuelve .... a Francia

miércoles, 9 de enero de 2008

FONAVI, JNE+TC CONFLICTO PROVOCADO POR EL PARTIDO APRISTA

El archiconocido y extravagante encantador de serpientes, vendedor de sebo de culebra y charlatán impenitente Javier Valle Riestra acaba de notificar al mundo que, en el Perú, existe una crisis institucional y constituyente y que, como consecuencia de ello, el Tribunal Constitucional (TC) ha "hipertrofiado sus funciones". Ante esta crisis institucional, el Parlamento "debe tomar una decisión, conversar con las tres partes –Jurado Nacional de Elecciones (JNE), Tribunal Constitucional (TC) y fonavistas- y aprobar un proyecto que sea viable.".

No hay duda que las pocas neuronas de este "padre (putativo) de la patria" se encuentran en franco deterioro, producto tal vez de algún tipo de Alzheimer o demencia senil avanzada, por cuanto sus declaraciones son francamente delirantes, por decir lo menos.

Aqui las cosas son muy claras :
  1. El Fonavi fue una contribucion obligatoria que retuvo dinero de los trabajadores durante 19 años con la finalidad de proveer una vivienda para el aportante, mediante un crédito revolvente producto de dicho fondo.
  2. Durante esos 19 años el Fonavi jamás cumplió los fines para los que fue creado. Al punto que luego se suprimió para dar paso al impuesto de solidaridad
  3. El Estado (en los diversos gobiernos que pasaron por palacio hasta la fecha) usó todos estos aportes para cualquier cosa menos para construir las prometidas viviendas.
  4. Al año siguiente de su eliminación se comenzó la batalla por la recuperación de los aportes para los fonavistas
  5. Pasados los años Alan Garcia, como parte de su plataforma electoral para su candidatura presidencial, prometió luchar por la devolución de los fondos aportados a los Fonavistas. Obviamente, y vista la actitud del actual del mandatario frente al tema, era sólo un ardid para conquistar dichos votos.
  6. Luego que Alan Garcia juramentó como presidente se vió ante el apremio de tener que cumplir sus promesas. La situación de conflicto generada, entre la promesa de pago y la falta de los fondos, fue resuelta muy fácilmente, aplicando el viejo adagio de "prometer, prometer, prometer / hasta el dedo poder meter / una vez el dedo metido / olvidarse de lo prometido"
  7. Para ello usa todos los recursos legales para no hacer frente a la obligacion estatal. (aqui aplica aquella sentencia que señala : "Para mis amigos: TODO / para mis enemigos : La LEY")
  8. Los fonavistas insisten en reclamar su devolución como lo vienen haciendo desde hace años
  9. El MEF no quiere pagar aduciendo que es un impuesto y por tanto no hay nada que devolver
  10. Los fonavistas acuden a diversas vías hasta terminar en una solicitud de referendum impulsada ante el JNE
  11. El JNE consulta al MEF respecto de la naturaleza de los aportes
  12. El MEF señala que son impuestos
  13. El JNE rechaza la solicitud de los fonavistas señalando que son impuesto y como tales no estan sujetos a referendum. Piden que el TC determine si, finalmente, el fonavi es o no un impuiesto
  14. El TC recibe la solicitud de aclaracion y determina que el FONAVI no es un impuesto
  15. El JNE, por presiones del ejecutivo que no quiere pagar por que dicen que no hay plata, se niega a acatar el fallo del TC.
  16. Como puede inferirse fácilmente, lo único que están buscando es dilatar la solución, buscando tres pies al gato para escamotear un dinero que legítimamente les pertenece a los aportantes y que se les debe devolver.

Como se ha señalado, la cosa es simple y sencilla. El TC es un órgano de interpretación de la Constitución. Fue consultado y respondió que el Fonavi no es un impuesto, en consecuencia queda expedito el camino al referéndum. Aqui no hay nada que conversar, pactar, reflexionar, conciliar o aclarar. La ley debe cumplirse, independientemente que nos guste o no.

Ahora aparecen también Velasquez Quesquen y Aurelio Pastor del Apra buscando excusas e interpretaciones antojadizas. Esta manga de gaznápiros, sanguijuelas y comechados, que son los que dan las leyes organicas y determinan las atribuciones de cada institución, ahora salen con la especie que hay que recortar las atribuciones del TC.

Y asi Alan Garcia pretende señalar que "el Perú no es una republiqueta bananera". Por los acontecimientos de estos últimos dias, podríamos decir que ni a republiqueta bananera llegamos, por que la totalidad de los monos del congreso se han tirado los bananos.


MANGA DE SINVERGUENZAS !!!!

QUE SE VAYAN TODOS !!!
QUE SE VAYAN YA !!!

.

martes, 8 de enero de 2008

I'm still alive and kicking

Martes 08. Son casi las 10 de la mañana cuando decido, luego de muchísimas lunas, muchísimos intentos y muchísimos mas abandonos, ingresar al computador y, mas alevoso aún, ingresar a la blogosfera.

Un repulsivo e inapelable calorcillo anuncia una mañana húmeda que, qué duda cabe, traerá malestar al cuerpo y desazón al alma. El aire pareciera haberse detenido en el tiempo y en el espacio. Ni la mas leve brisa se anuncia. En el parque vecino ni una brizna parece moverse, ni una hoja es zarandeada por el mas leve movimiento. De tan intenso que esta el resplandor solar, cualquiera diría que los arboles parecieran no tener sombras o que éstas se han ocultado del calor.

Un niño travieso, vestido con ropa sencilla y sin zapatos, chapucea con el agua que proviene del riego, indiferente al tránsito de los vehículos y vecinos que, con paso cansado, se desplazan cual fantasmas hacia sus ocupaciones. Hasta las aves y pájaros parecen haber desaparecido, huyendo despavoridas a zonas menos hostiles y un poco mas hospitalarias.

Luego de una noche que se me antojó infinita, como las últimas 15 interminables noches, y aún insomne, me acomodo en una silla, frente al teclado, con mas audacia que lucidez y con mas penas que ganas, luego de mas de 40 dias de no hacerlo y para intentar arrancar el año con algún escrito siquiera potable.

No es de mi interes pasar a la historia con alguna nota ocurrente ni ansío servir de ejemplo a las generaciones futuras respecto de cómo se redacta una nota breve, pero contundente. Mal harían en usar mi nota como ejemplo. Unicamente me anima el afán de mitigar esa sensación de vacío y abandono que me persigue, incesante, durante muchas jornadas. Depresión le llaman algunos, cojudez le dicen otros. En fin, la correcta nomenclatura ni añade ni quita. Es lo de menos. Lo real y concreto es que las personas no somos iguales siempre. Nuestro ánimo, el humor, los sentimientos, todos ellos en diferentes dósis hacen de nosotros no sólo personas diferentes sino variables en el tiempo y las circunstancias.

Las almas, diría algún filósofo, pasan por períodos de prueba, por etapas premunidas de una sensación de infelicidad, en la que el alma se siente socavada en sus potencialidades, donde nada parece interesar ni ser interesante. Un trance, doloroso generalmente como las que pasan las crisálidas hasta transformarse en mariposas. Luego de un dolor, viene el crecimiento del alma.

Bah!!. Boberías. Etapas de bajoneo que todos tenemos alguna vez y que debemos superar con nuestras propias fuerzas. Ayuda a ello también, el apoyo de aquellas personas a quienes queremos, estimamos y amamos.

La catarsis de escribir algo, aunque pocos o nadie lo lea, surte algún efecto positivo y reconfortante. Independientemente del contenido o de la lucidez con que se haya redactado, una nota demanda, aunque sea en poca medida, algún esfuerzo mental que permite que nuestras neuronas comiencen a trabajar nuevamente de la manera "políticamente correcta" (?). El motor se afina, la mente se aguza, la pluma tiembla ante el torrente de ideas ........

....

Miro nuevamente el parque. El sol parece apiadarse un poco de todos nosotros. ¿O serán las nubes las piadosas?. Por que su presencia permite algun alivio momentáneo. El niño travieso continúa jugando con el agua y toreando a la madre que parece, ahora si, decidida a que, por fin, por esta vez, sea obedecida por el pequeño malandrín. Unos perros que pasan por la acera, compitiendo y peleando por una agraciada compañera al parecer amiga de hacer favores, provocan gran zozobra en el pequeño que corre, presuroso, al amparo de la madre. Ella lo toma con los brazos con una sonrisa de triunfo, aunque no se lo hace saber por que está atareada reconviniendolo sobre los efectos y consecuencias de no hacer caso a la mamá.

El dia se torna menos hostil. El alma se reconforta. La esperanza crece. El amor triunfa.

Los árboles son los mismos, el parque es el mismo, el sol es el mismo. Mis sentimientos han cambiado ...

Y aqui estamos, nuevamente frente al cañon. Vivito y coleando, como siempre. Ahora si, con mas ganas que penas.