Alan vuelve .... a Francia

domingo, 14 de septiembre de 2008

Del Castillo rechazó pedido de destitución del ministro de Salud

Jorge del Castillo, titular de la PCM rechazó el pedido de destituir al Ministro de Salud Hernan Garrido Lecca y denunció una "clara politización" en su dirigencia, al pasar del reclamo económico a la pretensión de sacar a un ministro de Estado.

El primer ministro, señaló que, en las últimas 24 horas, los dirigentes de la Federación Médica vienen mostrando una "clara politización", y recordó que "ellos son conocidos militantes de la izquierda marxista".

Dadas estas poco felices declaraciones del premier, la ciudadanía debería solicitar también la destitución de Del Castillo. Un primer ministro no puede darse ciertos lujos. No se puede pensar con el higado y salir muy alegremente a decir la primera pachotada que le brota de la sesera.

Aqui la cosa es muy simple, Sr. Del Castillo. Piden la destitución del Ministro de Salud por que Garrido dejó de ser un interlocutor válido con el gremio médico. ¿O acaso piensa que todos los médicos súbitamente perdieron la razón?.

La naturaleza de un puesto ministerial es servir como "fusible", es decir que pueda hacer la "tarea recia" y si, por alguna razón, no alcanza a solucionar un conflicto, pueda salir para poner a otro que retome las negociaciones . Asi, se resguarda la figura presidencial del desgaste que produce la gerencia del dia a dia. Esto es asi, por que los hechos políticos carecen de reversibilidad. Cuando una medida es desacertada, no se puede retroceder y pensar que todo vuelve a cero. Eso no es posible en política. Por ello, la rotación de un ministro permite dar un "alivio" entre dos agentes en conflicto, se relajan las posiciones y, con cierto trabajo, se puede arribar a otras conclusiones en la negociación. Por que se necesita arribar a resultados. La huelga no conviene a nadie, absolutamente a nadie. ¿O es que, como Garrido, piensa que los médicos quieren hacer huelga sólo para no trabajar y cobrar sin hacer nada?. Por el amor de Dios. No sigamos con esa monserga que a nadie convence.

En ese sentido, la contribución marginal de Garrido en el sector salud es negativa (él, como economista, debería entender claramente este concepto), ya que en vez de aportar, reduce posibilidades de negociación.

Y lo que importan son los intereses del pais, de la población. El ego y los caprichos de Garrido Lecca por quedarse en el cargo, al pais le interesan un par de carajos.


MANGA DE SINVERGUENZAS !!!

QUE SE VAYAN TODOS!!!
QUE SE VAYAN YA!!!

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ahora se les viene la noche a este par de tarados. Su intransigencia parece no tener limites.