Alan vuelve .... a Francia

lunes, 8 de septiembre de 2008

Deseperado intento por minimizar los efectos de la Huelga Médica

Ahora que el caballo se le escapó de las manos y cercano a la fecha señalada por la Federación Médica para el inicio de la Huelga Nacional, el Guachiman de la Salud, Hernan Garrido Lecca, se apresta a tomar las siguientes medidas (léase manotazos de ahogado) :

  1. Emisión de decretos de urgencia que permitan contratar de manera directa e inmediata a personal médico y no médico, con carácter temporal, en tanto dure la medida de fuerza.
  2. Aprobaciónde un decreto de urgencia por el Consejo de Ministros que permitirá a los gobiernos regionales de Huancavelica, Apurímac y Ayacucho efectuar el pago de la Asignación Extraordinaria por Trabajo Asistencial (AETAS), a favor del personal médico cirujano y no médico, nombrado y contratado, que desarrollen labor asistencial.
  3. Impulso al Sistema Nacional de Salud (SNS)
No quiero ni imaginarme las risotadas que estas medidas deben estar provocando al interior del gremio médico. Este Guachiman realmente es un calichin de la medicina. Tranquilo porky!!

Finalmente, indicó el Guachiman, que esta y otras medidas extraordinarias serán adoptadas para impedir que se ponga en riesgo la salud y vida de los pacientes.. "Formulo un llamado a los profesionales de la salud para que las siguientes semanas, lejos de pensar en paralizaciones, pensemos en cómo reestablecer la confianza entre pacientes y médicos", agregó.

Personalmente considero que el jefe del Guachiman de la Salud podría solucionar todos estos problemas con una sola medida contundente y eficaz : Botar al Guachiman de la salud de un sonoro puntapié en el trasero (actividad conocida para Alan y de la que ya nos ha dado muestra de ello); deshacerse del badulaque y colocar a alguien que sepa del tema de salud.


MANGA DE SINVERGUENZAS !!!!

QUE SE VAYAN TODOS !!!
QUE SE VAYAN YA!!!

2 comentarios:

Miranda dijo...

No se puede tratar mal a los médicos pensando que todos son malos. Si hubieran malos o corruptos entonces hay que individualizarlos y aplicarles la ley, pero no se les puede ir persiguiendo a todos por la noche como si fueran delincuentes, fumones o vendedores ilegales de droga.

Basta ya de tanto circo, respetos guardan respeto Sr. Ministro. Comience por respetar y busque el diálogo, no la confrontación.

Anónimo dijo...

Es obvio que al ministro de salud le quedó ancho el puesto. Zapatero a tus zapatos